La terca resignación de un desvelado

Tener una buena noche de sueño es lo mejor que podemos hacer, pero tengo 25 años, estoy en la tercera ciudad más grande de este planeta y obvio quiero vivir de madrugada.

Anuncios