Pues una de las grandes noticias de la semana es que la primera niña, nacida de un útero trasplantado a partir de una donadora muerta, está sana y feliz. Pero esta no es la primera persona que es gestada en un útero donado…

Lo relevante de la nota es que el órgano viene de una donadora que falleció y luego trasplantaron su útero.

La nota en Scientific American.

Se pensaba que esto sería imposible, que el útero y el sistema reproductivo femenino es tan complejo que una gestación solo se podía con el útero trasplantado de una donadora viva.

Sí, VIVA.

Desde hace años, mujeres han donado sus úteros a otras mujeres para que se embaracen y den a luz a sus hijxs, vía cesárea. Hay reportes de 2 embarazos exitosos.

illustration artists on tumblr GIF

Silvia Park, de 49 años, tiene un hijo trans y desde hace años es parte activa del apoyo a la comunidad LGBT+. Gracias a esto, se enteró de la posibilidad de trasplantar un útero a una mujer trans para que pueda embarazarse y se le hizo tan buena idea que decidió donar el suyo. 

En sus palabras: 
“Ya tengo dos hijos y no tengo planes de cargar a uno más”.

Así que entró a un programa de la Universidad de Baylor donde le explicaron que su útero no iría a una mujer trans, pero que sí ayudaría muchísimo para conocer más del procedimiento y, en el futuro, hacerlo de manera regular.

No es un procedimiento fácil para la donante ni para la receptora. Silvia cuenta del dolor de la recuperación, así como de los riesgos de pasar por una cirugía que, si no fuera por su deseo de ayudar, no era necesaria.

Luego, la mujer que recibe un útero tiene que tomar supresores inmunológicos para no rechazarlo y aumenta su riesgo a padecer hipertensión o diabetes. Aparte, después del embarazo es necesario hacer una histerectomía completa, por que el órgano nuevo puede desarrollar cáncer, así que solo sirve para un intento.

Desafortunadamente, muchas personas se oponen a procedimientos así, por que dicen que la medicina solo debe de aliviar problemas que afectan la vida humana, no mejorar ni potenciar nuestro cuerpo.

Por eso, el biohacking (formas de potencializar características físicas, como insertar chips o imanes subcutáneos, inyectarse los ojos con sustancias que ayudan a ver en la obscuridad o dar shock eléctrico al cerebro para mejorar la memoria) es usualmente clandestino.

Pero, regresando al trasplante de útero, principalmente grupos religiosos dicen que es “anti-natural” y expresan miedo a que mujeres trans usen esta oportunidad para embarazarse.

transgender carmen carrera GIF

La verdad, creo que es una súper innovación. Yo no quiero tener hijxs y creo que, como está el mundo, es mejor adoptar.
Pero, si una mujer, cis o trans, quiere vivir un embarazo, que padre que la ciencia de una alternativa segura, confiable y bien estudiada para que lo hagan.

*Por cierto, investigando del tema  me encontré estas bonitas ilustraciones de úteros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s